Cher, una maravilla en Mamma Mia! Here We Go Again.

By
0 0 0 No comments

 A diferencia de tantas mujeres de 72 años parece ser que, para el mundo de fans, la edad es solo un número y Cher sigue conservando el atractivo, vitalidad y energía. Ha sido, por décadas, la inspiración de generaciones, la mujer icono más admirada e imitada en el mundo de drag-queens y número uno en las comunidades gay internacionalmente. Entre sus atuendos (que llevaron al diseñador Bob Mackie a la fama mundial), su poderoso contralto, y su talento la han hecho ídolo mundial como imagen y representación de una fantasía. Su inteligencia y cualidades histriónicas le hicieron ganar el Oscar, el Golden Globe y el BAFTA (“Moonstruck”) y después de eso se ganó el respeto de la crítica que siguió honrándola con nominaciones o premios a su labor artística.
Cher abandonó la escuela desde muy joven. Ser disléxica le ocasionaba grandes frustraciones. “Mi madre al igual que mi abuela fueron grandes apoyos en mi vida. Aprendí de mujeres muy fuertes e independientes que estaban convencidas que, aunque no tuviera escuela, sería ‘alguien’ en la vida. Pensaban que era fantástica y que todo lo que hacía era genial. Yo también lo sabía. Mi madre me enseñó a cuidarme y creo que comía saludable más por pobreza porque no había nada para desperdiciar.
Nunca hice ni he hecho drogas, no fumo ni bebo…creo que eso avejenta.
Sin embargo, pasé, prácticamente, del cuidado de mi madre a los brazos de Sonny (Bono) teniendo solo 16 años.
 

A partir de entonces mi vida fue un tanto de prisa. Me separe cuando tenía 27 años y aunque ya tenía fama de no callarme lo que no me gustaba me llamó un productor. Yo quería hacer una película y pensé que era una oportunidad cuando me invitó a su casa. Mamá ya me había advertido sobre el famoso ‘casting couch’ –ella sabía porque fue extra de cine- pero no me imaginé que me iba a salir con esta cochinada. Pero fue tan obvio…de inmediato sentí nausea y el estómago revuelto y me fui. Él era muy famoso…pero también
totalmente inapropiado. Creo que el ‘movimiento’ #MeToo podría ser muchísimo más grande…tantos han pasado momentos indignantes.
“Después de Sonny, aunque seguimos siendo amigos, tuve relaciones fantásticas de las que nunca me he arrepentido y no dudaría volver a estar con ellos…bueno, quizás me arrepiento de haber rechazado a Elvis Presley cuando tuvimos un cortísimo romance en Las Vegas mientras trabajamos en el mismo sitio. Pero no es tema…”
Tampoco hizo una gran historia al tener como novio por un corto tiempo a Tom Cruise y Val Kilmer. Son parte del fabuloso mito que se ha creado alrededor de esta estrella que siempre prefiere aminorar la aventura que ha sido su vida.
En “Mamma Mia! Here We Go Again” Cher es la abuela que se presenta a los eventos familiares sin haber sido invitada.
“No soy abuela en mi vida real…me hubiera encantado…pero estoy tan apegada a mis hijos, sus familias, a los hijos y nietos de mis amigas que siento que tengo una familia a quien consentir todo el tiempo.

“Ha sido el mejor ‘set’ en el que he estado en mi vida. Llegue como la ‘nueva’ porque ya todos habían filmado juntos. Estaba nerviosa, pero fueron encantadores y amables hacia mí. La verdad, fui pesadita con OI Parker, el director, antes de empezar y, debo decir, que es el mejor director con el que he trabajado.
“Parte del tiempo, antes de empezar, estuve enferma. Al mismo tiempo grabando un disco y las canciones de Mamma Mia. No me sentía bien. Era extraño y frustrante porque me acusaba de algo sobre lo que no estaba en mi control. Cuando hice ‘Brujas de Eastwick’ inmediatamente después hice ‘Moonstruck’ y ‘Suspect’ . Estoy acostumbrada a no detenerme, no tomar tiempo de puro descanso.
Generalmente me involucro en demasiados proyectos y mis intereses filantrópicos. A veces pienso en parar, pero vienen y me ofrecen algo y pienso, suena divertido y me comprometo.
“Me encanta hacer tantas cosas: ejercicio, ir al cine…Me encanta ir al cine. También me gusta pintar. Reunirme con mis amistades. Constantemente hay gente en mi casa y hacemos barbacoas, vemos películas. Me gusta mucho ver cine clásico, algunas en blanco y negro, y he presentado a mi grupo con Clark Gable, Bette Davis, Humphrey Bogart. Me fascinan las películas antiguas.
Han pasado 35 años desde que Cher trabajó con Meryl Streep, su ‘hija’ en ‘Mamma Mia…’ Hicieron ‘Silkwood’ juntas.
 

 “Nos hemos mantenido en contacto siempre. Nos vemos, hablamos, texteamos, escribimos, como sea… Cuando estaba haciendo mi canción en el set me dijo mi asistente que Meryl había llegado y se escondió para verme cantar sin que yo supiera. Se quedó así todo el tiempo hasta que terminé. Allí ya hubo abrazos, gritos y risas.
“Cuando llegue a esta película no esperaba lo que fue…no me gustaban mis diálogos, no sabía cómo iba yo a ser ‘esta’ mujer si no me dejaban ‘crearla’. Creo que no les hizo mucha gracia. ‘la conozco, así que deben dejarme escribirle algunas líneas.’ Estaba muy nerviosa y le dije al director, conozco al personaje, pero cuando la cámara está cerca no sé qué me pasa, pero no puedo. Me dio todo el tiempo, espacio, apoyo sin presiones y cuando termine vinieron a decirme: ‘estuviste perfecta y nadie lo podría haber hecho mejor. Son momentos de alivio y alegría interior, porque gente piensa que, tras cincuenta años frente a cámaras todo llega natural y sin emociones…pero no es así. Es lo positivo y negativo de ser Cher.”